ALIDA VALLI.

Publicado en por cinemio

valli-alida-01-gAlida Valli fue una actriz que brilló con el fulgor y la intensidad de una estrella fugaz. Ojo: hablo de su estrellato y no de su carrera de actriz. Estrella lo fue en el firmamento cinematográfico de Hollywood de finales de los cuarenta. Una estrella que llegó a refulgir poderosamente y que incomprensiblemente se apagó demasiado pronto sin que uno se pueda explicar las razones de por qué pasó. De actriz/estrella pasó a ser sólo actriz lo que, bien pensado, no es nada negativo. Le esperaba su etapa más prestigiosa como intérprete. En Europa hizo sus mejores películas pero sus trabajos fueron cada vez menos interesantes a partir de mediados los sesenta y en muy poco tiempo acabó en producciones de bajísima entidad hasta aceptar papeles, ya en su avanzada madurez, realmente deplorables. Su físico siguió el mismo itinerario que su estrellato y su belleza se fue marchitando a pasos agigantados. Quizás una cosa arrastró a la otra.

Cuando llegó a Hollywood iba precedida de una gran popularidad y un gran prestigio en Europa, Más, por supuesto, en Italia, donde había robado los corazones de toda clase de públicos en una película de Mario Soldati, Piccolo mondo antico, con una sublime interpretación donde exhibía un gran encanto y una candorosa belleza juvenil cuyos focos principales eran una mirada soñadora y dulce y un rostro angelical. Por esta época interpretó una adaptación de la obra de Pedro Antonio de Alarcón El sombrero de tres picos bajo las órdenes de Mario Soldati. Curiosamente esta opereta basada en el relato del famoso escritor español fue también versionada en Italia en los años cincuenta por Mario Camerini con el título de La bella campesina. La bella campesina no era otra que una emergente Sofía Loren haciendo bueno el adjetivo del título. Inmediatamente se realizó en España otra versión de El sombrero de tres picos, dirigida por Antonio Román, con una bellísima y encantadora Carmen Sevilla. Aquí se tituló La pícara molinera. Pero nos hemos alejando de Alida Valli…

Durante el rodaje de
 Piccolo mondo antico enamoró al director Mario Soldati que la convirtió en su musa y compañera hasta que, recién acabada la Segunda Gran Guerra, fue requerida por el magnate del cine americano David O. Selznick para que interpretara a la protagonista del inmediato rodaje de Alfred Hitchcock. La película se basaba en un hecho real y dado lo escabroso del tema se esperaba que fuese un gran éxito. La película fue El proceso Paradine/El caso Paradine. De las dos formas se tituló en España. Todo hacía prever que Hollywood y por tanto el mundo se rendiría a los pies de la bella italiana. Pero El caso Paradine fue un inesperado tropiezo comercial y artístico, algo que no se esperaba que pudiera ocurrirle al imbatible rey de las taquillas de aquellos años. Hitchcok culpo del fracaso de la película (muy relativo en lo artístico) a que el productor le impuso los actores equivocados para componer los dos principales personajes: Gregory Peck y Alida Valli. Hitch se quejó también de Louis Jourdan, el tercero en discordia, y no porque dijera que los tres eran malos actores, sino porque creía que no eran los adecuados para los personajes que él tenía imaginados.

Aun así, Alida Valli seguía siendo reconocida como una gran actriz y una gran estrella y se la requirió para ser la protagonista femenina de un guión de Graham Greene que tenía que rodar nada menos que Orson Welles. Y fue la protagonista de esa gran película que todavía hoy admira a los antiguos y a lo nuevos espectadores convertida en un clásico indiscutible de toda la historia del cine. La película la acabó dirigiendo Carol Reed un hasta entonc

 

es artesanal y mediocre director inglés que conseguiría después varios éxitos de crítica y público pero cuya carrera estuvo plagada de demasiadas mediocridades. . Aunque Carol Reed firmó El tercer hombre, siempre se dijo que el responsable real de la dirección fue el protagonista, un sensacional Orson Welles a uno y otro lado de la cámara. La Valli estaba sublime, sobre todo en la larga secuencia que pone fin a la película en la que pasea su dignidad y su indiferencia ante el hombre al que no ama ni amará, recorriendo pausadamente un interminable paseo donde al final la espera un impasible Joseph Cotten que es ignorado. En el MixPod del Blog podemos ver esa secuencia mientras leemos esto.En esta película, Alida Valli aparece en el reparto simplemente como Valli, lo que ya dice mucho de hasta qué punto era reconocida.

 0000453251-23276L0000522888-42516L32081393811018872 ce7c313d0e oAlida Vallialida-valliAlida Valli13Alida Valli20Alida Valli21Alida Valli22Alida Valli24Alida Valli25Alida Valli28Alida Valli29



Alida Valli32Alida Valli33ee270213e9b83e34 landing3811018872 ce7c313d0e oAlida Valli01Alida Valli02Alida Valli03Alida Valli04Alida Valli05Alida Valli06Alida Valli07Alida Valli14Alida Valli16Alida Valli17godvill@hotmail.es-3

Etiquetado en Actrices clásicas

Comentar este post