BLADE RUNNER.

Publicado en por cinemio

blade-runnerblade-runner 55543BR3
link

Blade Runner es calificada por muchos críticos como la percursora del moderno cine de ciencia ficcion. Desgraciadamente ninguna pelicula posterior ni tan siquiera se ha acercado a su puesta en escena y mucho menos a los dilemas morales y eticos que plantea. Cien veces se ha intentado recrear esa fragil linea intimista, casi dolorosa en su eterna nocturnidad. Cien veces se ha fracasado… 

Desde el principio se nos plantea la típica historia de cine negro ambientada en el futuro. Recreando perfectamente una atmósfera triste poblada por personajes solitarios con ese punto cínico que lo caracteriza, donde no se deja ni un solo resquicio al optimismo

De un despliegue visual exquisito y una arquitectura apabullante. Todo esto, resaltado gracias a la esplendida  fotografía rodada por un Jordan Cronenweth en estado de gracia, que consigue  convertir esa sensacion algo claustrofobia en santo y seña del filme. Lograda gracias a una lluvia nocturna perpetua que en los momentos álgidos de la película se realza con una música inolvidable.

Un argumento que evoluciona junto a sus protagonistas y lo que en un principio se planteaba como una caza entre un poli en horas bajas y un grupo de replicantes rebeldes, empieza a no estar tan claro como deberia. Creadores y creados se unen en una mezcolanza de destrucion donde dilemas vitales son retratados al son de un saxo que llora al ser acariciado. Harrison ford perfecto como Dekard, Un cazador solitario que es la misma imagen del desencanto, cinicamente sabedor de que su tiempo hace ya mucho esta acabado.

Replicantes ques piensan y tienen sentimientos y al intuir una fecha de caducidad cercana, buscan respuestas a preguntas existenciales. Quienes somos y de donde venimos, comenzando una especie de viaje iniciatico no exento de violencia.

Violencia que se justifica en un final inolvidable en el cual Roy, un  Rutger Hauer esplendido, quizas en uno de los pocos papeles decentes en su vida artistica, descubre en una de las secuencias mas bonitas de la historia del cine el valor de la vida. Increible escena en la que pronuncia unas palabras llenas de sentimiento ante un atonito Deckard, que ha pasado de cazador a cazado. Descubriendo lo efimero de un instante que no es mas que la antesala de la eternidad. Comprendiendo que la libertad de elegir, no es solo un derecho, tambien una quimera inalcanzable por todos, sean humanos o simplemente lo parezcan

 Una historia de seres solitarios, en la que como no podia ser de otra manera nuestro protagonista se enamora de la mas humana de los replicantes, que aunque no tiene nada que ver con el grupo que busca, no deja de ser una de ellos.  Bella y sensual Sean young en el papel de Rachael , llenando la pantalla con su sola presencia y tambien responsable de un momento cumbre en el que Dekard la descubre que su verdadero origen no es humano. Lagrimas en la lluvia y fuego en el interior. Si sentimos, vivimos…lo demas…prescindible 

Sentimientos a flor de piel, callados y sutiles son los que derrochan todos los personajes que, aunque no lo demuestren con solo su mirada intuimos. Pelicula que ahonda en los recovecos mas humanos que paradojicamente vienen representados por quien no lo son. Planteandonos la duda de que algo artificial puede resultar que al final ame mas la vida que nosotros mismos.

Grandisima pelicula que sento las bases del cine fantastico moderno, con una ambientacion convertida ya en clasico y unos decorados que crearon escuela. Un director que hace lo que mejor sabe hacer, crear mundos donde lo irreal encaje como una maquinaria suiza. Sin olvidar una mencion aparte merecida por una musica, en la que vangelis pario piezas que quedaran grabadas en nuestra memoria, acompañando perfectamente a unas imagenes retenidas para siempre en algun pequeño lugar de nuestros recuerdos.

Sin duda una de las mejores peliculas del cine moderno,  Eterna, lluviosa y mugrienta….Tiempo, simplemente el suficiente 

Digna de figurar entre las grandes, con letras de oro que resaltan en la tempestad


Etiquetado en Mis Clásicos.

Comentar este post