CLEOPATRA.

Publicado en por cinemio

1º 

http://yhttp://youtu.be/umyyBo4rXGQoutu.be/umyyBo4rXGQhttp://youtu.be/umyyBo4rXGQ

 

Cleopatra mantiene como coronas esenciales en su regia cabeza, el ser el film mas caro de toda la historia del cine y ante topo, mas adelante detallaré los motivos, el film que cambió Hollywood. No creo que exista, aparte de LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, otra película que haya hecho correr tantos ríos de tinta como ésta, que haya salida victoriosa después de tantos problemas y en el transcurso de los años se la esté considerando una obra de culto irrepetible. Ello me da fuerza para homenajearla desde mi humilde website y una alegría incontrolable como cinéfilo y amante del perfeccionismo, y mi vista se dispara hacia el hombre, el pro

 

fesional carismático, escritor de guiones, director mágico y luchador nato, gladiador férreo e imbatible en aquel circo que se montó durante los años de preparación del film...Me refiero a mi admirado Joseph L. Mankiewicz. y me uno a la búsqueda de sus herederos, y de los Estudios de la Fox,  en capturar su metraje original, el que Mankiewicz rodó de seis horas y media, aunque somos muchos los que aún hoy, creemos que será una labor imposible

 

Todo esto despierta al hombre que ama el séptimo arte por encima de cualquier cosa, y es el motivo que me mueve a preparar un lugar al sol sobre "CLEOPATRA", enseñarlo a los mas jóvenes, e indicarles como ver, sentir y recordar siempre, este logro de arte cinematográfico.

 Poseo en mi retina mil recuerdos hacia esta película. Un film al que en la actualidad se le está haciendo justicia y al que me sumo con todo mi ahínco personal, por levantar pasiones en diferentes direcciones; película personal de Mankiewicz,  banda sonora perfecta,  una puesta en escena digna de los propios dioses, basada en textos de Shakespeare, que pintada con satinadas tonalidades de color, con la grandeza de un pasaje de la historia, bordea con hilo de oro la historia de un amor trágico, desplegando un papiro de tal belleza que cualquiera necesitaría años para ir asimilando con precisión una a una, todas sus secuencias.

 En CLEOPATRA hay tanta riqueza visual que, sería impensable beberlo de un solo trago....

 Tanto el amor como el arte precisa de momentos de éxtasis

Son iconos representativos para que siga alimentándome de esa fuente inagotable que dá el cine y que brota sobre mi corazón como agua, dándome el calor necesario a mi cuerpo.....¿No os habéis parado a pensar que hay ciertos momentos, ciertas secuencias de unas determinadas películas, que son como el orgasmo que estremece, sintiéndote el rey de la creación?.....Cuando contemplo el film de Mankiewicz, cuando por mis ojos revolotean algunas de sus secuencias, éste cinéfilo siente igual sensación, aunque caminen por burbujas de diferente tonalidad...

¿Cabe mas sentimiento y belleza?.

A lo largo de mi vida nunca he visto una Cleopatra como Elizabeth Taylor.....ni un maquillaje tan extraordinariamente bien empleado en unos ojos de rasgos bíblicos que hace que vibremos ante la reina de Egipto, la amante, la mujer, la actriz....Su belleza en ocasiones es insultante, pero tan grata de ver una y otra vez,  como cuando contemplamos el cuerpo desplomado de un moribundo Marco Antonio, sobre una mujer de mirada perdida..... (observen el desplome de su mano derecha, la desesperación y el dolor en sus ojos......)....

 La factura total reúne todos los ingredientes para ser un coloso del cine. No solo como espectáculo visual (sin los medios tecnológicos de ahora), sino por la mas cuidada planificación estética que yo haya presenciado.....

La secuencia de la entrada en el puerto del barco de la reina del Nilo costó 250.000 dólares de aquellos años.....Impresionante plasticidad, hermosa Elizabeth vestida como Venus, detalles minuciosos, cuidados al máximo, la música de Alex North cubriendo todo .......!Inolvidable!.....Trabajo artesanal de meses, para apenas unos minutos de proyección, todos estos detalles, toda esta acumulación van pasando como una estrella fugaz ante los ojos del espectador, siendo su grandeza solo superable por las obras pictóricas del propio renacimiento italiano. Como así mismo la construcción del Palacio de Alejandría, toda una planificación de enorme riqueza, con tonalidades azules, que dan un aspecto de intimidad nada visto. Hasta el mas minucioso detalle, que solo se puede apreciar viendo el film mas de una vez, y en donde los encargados de atrezzo hicieron una labor gigantesca, digna de admiración.

 Hay un momento magistral, bajo mi punto de vista de perfeccionista de la imagen y devorador de cine, cuando Richard Burton y Elizabeth Taylor, en magníficos medios primeros planos, ambos de perfil, con las miradas fundidas por el sentimiento mas noble del ser humano, haciendo que el amor que vivían en la realidad traspase la pantalla......Elizabeth-Cleopatra con enorme melena de negro brillante, Burton-Marco Antonio con su mano atrayendo hacia sí el cuerpo de la reina del Nilo y atrapando con fuerza el collar de monedas de oro, se lo arranca violentamente diciendo:

Resumen de una pasión nada convencional, que atravesaba los planos filmados y sí mucho de esa sensación de caótica felicidad que todo arrasa, embellece, nubla cualquier entorno y nos abre mil ventanas. Ambos actores expresan de forma mas que convincente la sensación de gozo que vivian en esos momentos y que hace al hombre sentirse rey del universo.

Si a esa todas estas míticas secuencias, le unimos la labor enorme de un equipo dirigido con absoluta profesionalidad por un Joseph L. Mankiewicz en su mejor momento, a pesar de los problemas causados por la enfermedad de Elizabeth, los contratiempos de lugares, los continuos traslados de localizaciones, los textos de Shaskespeare rinde culto y saltan de sus pergaminos, envolviendo todo en la mas tierna melodía creada por la mente humana. Es la armonía de la magia del cine, el color, la puesta en escena, la meticulosidad con que se rueda......Y ante sí, tenemos sin apenas darnos cuenta, las escenas de amor entre dos personajes históricos, donde el cine plasma el amor en total plenitud.

 Adiviné, desde aquellos años, sentado en el patio de butacas del Cine Conde Duque de Madrid, que lo que se desplegaba ante mí, era toda una lección de puro arte, un espectáculo visual perfecto, de dimensiones inalcanzables por la mente humana..... ¿Acaso lo dudáis?, ¿Creeis que exagero?..... visionarla ahora, disfrutar minuto a minuto de sus secuencias, dejar que Egipto entre en vosotros, dejad que ese aroma se pose sobre el film, que sus colores, que el brillo de sus espacios del mármol blanco, junto con un azul frío y sobrenatural os deje llevar y olvidad el presente, volad hacia la época de los faraones, danzad al compás de su banda sonora, meceos en la trágica historia de amor que cuenta y ante todas las cosas, !!amad el cine!!.... pues todo esto está presente en CLEOPATRA y es ejemplo merecedor de llamarse en la actualidad:

DURANTE SU FILMACIÓN:

 
Aunque en un comienzo se pensó en realizar un remake de la versión que se hizo en 1917, por la misma productora de presupuesto limitado y que al tiempo hiciera ganar al estudio dinero seguro sin exponer mucho capital, poco a poco los acontecimientos se fueron sucediendo de tal manera que la producción terminaría siendo no sólo la más cara de la historia, sino que dejaría al estudio en una situación económica desesperada, producida no por un fracaso de taquilla, puesto que el film tuvo bastante éxito, sino porque la producción se fue finalmente de 2 millones de dólares de presupuesto inicial, hasta los 44 millones de dólares, de aquellos años, cifra a que ascendió al finalizar.  El salario inicial de Elizabeth Taylor ascendía a 1 millón de dólares, cifra récord hasta la fecha, pero tras los retrasos, enfermedades y la peligrosa operación de la actriz, mas horas extras, Liz acabó cobrando un total de 7 millones.

Para muchos Cleopatra marcó el inicio de lo que se ha  denominado en llamar "star system", en donde los estudios de Hollywood pierden parte de su poder en favor de sus estrellas, que no firman contratos de por vida con los estudios, sino que negocian sus honorarios por cada película, independientemente para el estudio que trabajen, pudiendo así colaborar para  estudios diferentes en corto período de tiempo....Pero no lo que es más importante, permitiéndo al actor o actriz escoger los papeles que quiere interpretar y los que no, de ahí mi comentario de que este film cambió en gran modo la política existente.


 El director que empezó a rodar fue Rouben Mamoulian, pero aunque las causas no fueron oficiales, se les despidió tras varios meses de rodaje. 

 El rodaje comienzó en Londres, pero una vez despedido Mamoulian, Joseph L. Mankiewicz hizo saber a los productores que la película no se podría rodar en Londres porque las condiciones meteorológicas no eran las apropiadas para recrear Egipto, ni tampoco Roma, de modo que se desmontó pieza a pieza todo el puerto de Alejandría, el enorme edificio del Senado, el palacio de Cleopatra.....etc. etc. y la producción se trasladó a Roma, la misma ciudad que 2000 años antes recibió a la autentica Reina del Nilo.

El guionista Nunnally Johnson fue contratado por 140.000 dólares para retocar el guión sobre el que trabajó Mamoulian, pero éste no le permitió hacer nada con lo que cobró su dinero sin apenas trabajar.



 El guión de Mamoulian no servía, era denso, demasiado fiel a los textos clásicos y Mankiewicz tuvo que empezar de cero al hacerse cargo de la dirección, lo que unido al fallecimiento del productor ejecutivo durante el rodaje por un ataque al corazón, convirtió a Mankiewicz en productor, guionista y  director.....La obra total en principio es de seis horas y media, tal y como salió de la mano de Mankiewick, estrenándose tan solo un metraje de tres y media, por lo tanto se suprimieron tres horas, lamentable error, al que han querido reparar buscando lo anteriormente rodado, pero ha sido una labor infructuosa de muchos años y aún se continua rescatando material. Al final y hoy en día se puede apreciar toda la grandeza del film en cuatro horas y media, pero solo en su "EDICIÓN ESPECIAL..", lo cual recomiendo adquirir, son tres DVD, en una esplendida, única y cuidadísima EDICIÓN ESPECIAL.

CLEOPATRA reunía muchos factores para que un profesional de la dirección se sintiera orgulloso:

 Una Cleopatra de increíble belleza, y una actriz de plena actualidad.

 Un Cesar con categoría de monstruo de la escena

 Un Marco Antonio con arrogancia grotesca, maestría y enorme profesionalidad.

 Un plantel de secundarios de renombre universal.

Los mejores decorados jamás empleados para una filmación de índole histórico.

Y algo que era fundamental y que estuvo a punto de acabar con la Fox, un presupuesto sin limite.

 Se construyó para la colosal escena de la entrada de Cleopatra en Roma, una esfinge de características gigantescas, donde, como puede apreciarse en la foto, Elizabeth Taylor y el niño que hacia de Cesarión, tenían que ser subidos por dos grúas, con riesgo para sus vidas.   

El escándalo público de los dos protagonistas llenaban todos los diarios del mundo, se le dió una importancia, para la época, tremenda a la relación que Liz y Burton mantenían a todos los niveles. Los rotativos se hacían diariamente eco de la pareja, aumentando mas morbo e interés al film.

 También se hacia especulaciones y existía mucho temor a un resultado nada positivo por la intervención quirúrgica de Elizabeth, ya que se temía no pudiera superarla.......

Por éste solo motivo, el rodaje se retrasó casi seis meses.

  La Fox a puerta cerrada y con todo el misterio del mundo preparó dos contratos, uno a la actriz Gina Lollobrigida y otro a Joan Collins, ambos sin llegar a la cifra que cobraría Elizabeth... Imagino gratamente a la mítica Reina de Egipto recreada por Gina, hubiera estado esplendida también, sobre Joan Collins afortunadamente no paso de ahí, y digo afortunadamente, porque la actriz inglesa no daba ni de lejos el perfil que exigía tan magno trabajo. No se le hizo ninguna publicidad a estos importantes datos, pero en los archivos de la Fox existen las pruebas de vestuario de ambas actrices, como muchas pruebas de imagen. Para bien de todos y sobre todo para el Séptimo Arte, Liz superó la difícil operación de traqueotomía, procedimiento quirúrgico, mediante el cual de hace una incisión en la tráquea, para extraer cuerpos extraños, tratar lesiones y obtener muestras para biopsias, y a diferencia de otros procedimientos, supone el cierre inmediato de la incisión traqueal, cicatriz que en muchos planos del film se aprecia perfectamente en el pecho de Liz.

 Las interrupciones de rodaje, los elevadísimos costos, mantener todo a punto hizo que se hablaran de muchos miles de dólares diarios.

 Cambios de vestuario, sobre todo en el personaje de Cleopatra, en ocasiones dos días antes de rodar. Los caprichos de su protagonista, (Liz recibía diariamente por avión privado su comida desde EEUU).

Elizabeth fué considerada en aquellos años, una autentica revolucionaria sexual, batalla que al final venció e hizo cambiar todos los esquemas de una sociedad excesivamente puritana. También en esta batalla, logró vencer al mismísimo Vaticano, el cual pretendía excomulgarla.

 El mal humor de Joseph L. Mankiewicz, el perfeccionismo, y la minuciosidad del director rayaba la locura....(Como por ejemplo: Se repitió mas de 50 veces la primera presentación del primogénito de Julio Cesar en la secuencia de tonos dorados del interior del palacio)....Si a todo esto le unimos que Mankiewicz tenía que ponerse una inyección por la mañana para poder sostenerse y por la noche otra para poder dormir, y que en muchas ocasiones Elizabeth perdía totalmente la memoria y tenían que indicarle el dialogo con enormes letras, nos podemos hacer una idea del caos reinante en la filmación de la película.

Rex Harrison se negó a repetir otra vez la secuencia de su despedida para ir al Senado, cuando es asesinado por Bruto, por las numerosas interrupciones, indicaciones y minuciosidades casi caóticas de Mankiewicz en relación a la túnica roja que cubre parte de la cabeza y el cuerpo de Elizabeth, la forma de caer sobre su cuerpo o la intranquilidad que debería reflejar la actriz.........!! Al final se hicieron 35 tomas !!....Detalle que este cinéfilo agradece sucediera de este modo, pues es uno de los momentos mas densos y fríos del film. Ambos actores estuvieron perfectos bajo mi punto de vista y la difícil secuencia termina siendo de una enorme calidad y belleza.

 La fox había pensado en principio que para el papel de Julio Cesar, el actor mas indicado, el que mejor dominaba la lengua de Shakespeare, sin duda era Laurence Olivier, detalle que yo personalmente imagino con satisfacción, después de ver al maestro en " Espartaco". No me cabe duda que hubiera estado irrepetible, pero tuvo que rechazar el papel por sus muchos compromisos teatrales. Peter Finch, incorporó a Marco Antonio y rodó diez minutos de metraje inicial, pero sus continuos estados de embriaguez hicieron que Mamoulian prescindiera de él.  Stephen Boyd, actor muy cotizado en aquellos años por BEN-HUR, intervino, sustituyendo a Finch en algunas escenas, mientras todo giraba en torno a Elizabeth Taylor, como la reina de Egipto......Ya era impensable imaginar a otra actriz. Liz intervino para que Boyd fuese sustituido por otro actor, ambos no se llevaban bien. Se barajaron muchos nombres, pero al final y para gozo personal de la actriz y de todos los aficionados al cine, Richard Burton fué arrancado del musical CAMELOT que el actor estaba interpretando con enorme éxito, al lado de Julie Andrews en Broadway y aceptó poner voz y presencia a uno de sus mas creíbles trabajos de su dilatada carrera,

Es difícil explicar el arte, pues es sensación que penetra, haciéndonos vislumbrar la perfección, manteniéndonos grandes sin que nosotros hayamos movido un dedo. Esto podría definir CLEOPATRA en su integridad, porque es tal el prodigio visual de este film que, se nos rompen los esquemas, se nos ensancha la vista y al concluir no sabemos si hemos vivido aquella época, o si ha sido un sueño del que no hemos despertado.

Todo ello lo mueve con soltura, con atención al mínimo detalle, sobre un magnifico guión, aferrandose en ocasiones  caóticas a secuencias de enorme plasticidad, un Joseph L. Mankiewiz que para mi es  maestro de maestros, grabando a fuego fotograma tras fotograma, para finalizar como un fresco de época  faraónica inolvidable. Todo sin utilizar tecnología actual 

La triunfal entrada de Cleopatra en Roma se rodó en unas condiciones óptimas para su proyección, se estuvo filmando durante mas de un mes la famosa secuencia y posteriormente al ser visionada se pensó que la dirección del sol no era la adecuada y se pospuso para hacerla nuevamente cuando la iluminación fuese la correcta. Mankiewicz, enorme perfeccionista y gran director, nunca estuvo de acuerdo con semejante decisión del productor Wagner, manteniendo su interés por la secuencia inicial, y hasta amenazó con abandonar la reconstrucción del guión y la dirección, pero la insistencia de su amigo Rex Harrison, dispuesto a poner dinero de su propio bolsillo para soportar los costos de llevar a cabo la histórica secuencia, las suplicas de Liz y Burton, como la de su íntimo amigo Roddy McDowall, hizo que el maestro Mankiewicz cediese y seis meses mas tarde, en los mismos estudios Cinecitta, en pleno verano y con el sol en condiciones favorables, pudiéramos ahora tener todos los amantes del cine, la escena según los críticos; Mas impresionante, superando con un supercolosalismo, todo lo anteriormente visto en la historia del séptimo arte. Yo, personalmente no me canso nunca, ni creo que eso suceda, mientras en mi pecho tenga el aire para seguir respirando, de seguir viendo ese alarde visual y la técnica empleada, que me proporciona cada vez que ante mis ojos se despliega la entrada de la Reina de Egipto ante el pueblo de Roma, momentos que recogió la historia hace 2000 años........

Ante tal perfección, uno se siente hormiga y gigante al mismo tiempo

 

Etiquetado en Mis Clásicos.

Comentar este post