DOCTOR ZHIVAGO.

Publicado en por cinemio


El amor es el eje y fundamento del film, es el origen de ese hermoso manantial de ternura, pasión y sinsabores que desemboca en la tragedia de un país descompuesto, tenaz y al mismo tiempo helado como su propio clima. Lara es la suavidad del sentimiento, Yuri el riesgo de la pasión, ambos se funden en una de las mas bellas historias de amor , solo comparable al magnifico EL PUENTE DE WATERLOO o CASABLANCA. Siempre consideraré DOCTOR ZHIVAGO como esa postal de navidad, con magia, con luz y música de los propios dioses, nublándose en ocasiones por el dolor siempre presente de uno de los sentimientos mas hermosos del ser humano.....

!EL AMOR!.   

La fase más problemática de la producción de DOCTOR ZHIVAGO fue la búsqueda de localizaciones; sobre todo, porque no se sabía en qué país se podría rodar con ciertas garantías de éxito. La opción de filmar en Rusia quedó desechada, pues la novela estaba prohibida en ese país. David Lean y el productor John Box apuntaron la posibilidad de Yugoslavia, pero el director británico decidió que una producción tan ambiciosa necesitaría de una infraestructura que allí no encontrarían. Más tarde pensaron en Finlandia, por sus paisajes nevados semejantes a la estepa siberiana, pero  un rodaje permanentemente bajo cero iba a ocasionar demasiados problemas, aparte de que la historia acontecía en casi todas las estaciones del año.

Después de recorrer cerca de 15.000 kms. y visitar muchos países, John Box dio al fin con la solución: rodarían en España.

 Así argumentó aquellos momentos el propio Box muchos años después:

 "España tenía los estudios cerca de unos paisajes adecuados para DOCTOR ZHIVAGO. Tenía el tamaño, la escala necesaria, había muchos extras y había trabajos sofisticados, tanto de construcción como de técnicos".

 Y así se hizo, y debo recordar que éste cinéfilo en aquellos años estuvo delante de aquellos monumentales decorados, a las afueras de Madrid, en la carretera de Canillas, tocando con sus manos las paredes de aquellos edificios del Moscú de ficción.....Sintiendo en mis años jóvenes el escalofrío gratificante que me causa recordar el haber tenido junto a mi piel los escenarios de esta enorme película, los trucos del séptimo arte tan cerca, su magia envolviéndome. Para mi es un fresco natural del romanticismo, columna relevante del amor, pagina brillante de una historia tejida con pluma de oro por uno de los escritores mas sobresalientes de todas la épocas, el Nóbel Boris Pasternak. DOCTOR ZHIVAGO, supone una inteligente solución para una novela difícil de trasladar en el cine, pero al mismo tiempo es un compendio de sugerentes propuestas visuales y un refinamiento del lenguaje cinematográfico, con  constantes magistrales desarrolladas por David Lean, para tratar a niveles semejantes los más sutiles sentimientos de los personajes y el lienzo histórico que abarca cuatro décadas de una Rusia agitada. El tono marcadamente anticomunista de la novela del novel no fué obstáculo para el genial director, y se hizo un espléndido guión, por el no menos brillante Robert Bolt.  

Se construyeron unos enormes decorados que reconstruían la calle central de Moscú, con el Kremlin al fondo y la casa de los Gromeko al otro lado. También se levantó  la zona más humilde de Moscú, donde vive Lara.

 Ochocientos obreros tardaron seis meses en terminar todos los escenarios.

Mientras tanto, en Soria se preparaban los decorados en los que se rodarían todas las escenas con nieve. Se anunciaban nevadas abundantes para ese invierno, por lo que se decidió comenzar el rodaje en Madrid, con los ambientes de Moscú, a la espera de que llegasen las nieves prometidas a tierras numantinas

La filmación empezó un 28 de diciembre de 1964, y avanzó a buen ritmo durante las primeras semanas. Pero a finales de febrero de 1965 se estaban acabando las escenas moscovitas y no había ni rastro de nieve en Soria. En el mes de marzo llegaron las primeras nevadas, pero en cantidades pequeñas. Fue el invierno más templado que había conocido España en mucho tiempo.......Había que buscar otra solución.

John Box había preparado una mansión congelada para recrear las escenas en las que Lara y Yuri pasan sus últimos días juntos: Una mansión llena de magia y misterio que se suponía iba a ser el escenario más impactante y emotivo. Como no llegaba la prometida nieve, el diseñador de producción tuvo que ingeniárselas para que aquel refugio de amor pareciera realmente helado: 

"Pedí cubos de cera blanca caliente y fui por todas partes echándola sobre los objetos, los muebles, suelo, todo; y cuando tenía el aspecto deseado, lo rociamos con abundante agua helada. Y funcionó".

 Además, hubo que recurrir a toneladas de polvo de mármol para simular la nieve en los exteriores, sobre las áridas estepas sorianas, o plásticos extendidos que en la lejanía hacían el efecto de una autentica nieve.

Pero lo que a mi me trae recuerdos mágicos son las escenas entre Omar Sharif y Julie Christie, o lo que es lo mismo, entre Yuri y Lara. El amor estalla por cada poro de los planos en las que ambos están juntos:  Cuando entran en la casa helada, rozando con suavidad el polvo mezclado con la nieve, cuando ambos se miran, la inolvidable secuencia de Lara entregándole a Yuri la carta de su esposa Tonya, demostrándose así como el amor todo lo perdona, cuando Julie Christie se acerca hacia él con ese amor infinito y de autentico cristal, cuando se aman, cuando pasa el tiempo y ambos recuerdan, recuerdan.......con la música mas inspirada y lograda de Maurice Jarre, imborrable para cualquier amante del cine, recordando en ocasiones al ya clásico Tema de Tara de LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ.... ¿Afinidad de gustos de este cinéfilo?....No, simplemente que nunca se ha presenciado en pantalla que unas partituras musicales pudieran servir de nexo entre plano y sonido, trasformando en obra de arte la propia luz y en gozo sublime unas simples imágenes........ sencillamente !GENIAL!.

La elección del reparto fue un acierto y una de las claves del film. David Lean eligió afortunadamente a Geraldine Chaplin: tenía 20 años.... su única experiencia en el cine era una aparición en esa obra de arte que es CANDILEJAS (1952), junto a su padre Charles Chaplin. Supo hacer de la jóven actriz un personaje- eje del amor hacia Zhivago, entre su dolor y su seguridad, entre su vacío y la plenitud del esposo.... El maestro Lean dibujó en ese marcado e interesante rostro todo el amor de la compañera de forma pictórica. Siempre recordaré su contenida presencia, porque para éste amante del cine, nunca estuvo mejor a lo largo de su extensa carrera

Nadie como Geraldine Chaplin podía ser

TONYA

  Omar Sharif era Juri Zhivago, no había la menor duda, es mas, considero, y también debió verlo Lean,  que ningún otro actor hubiera encarnado la sensibilidad del poeta ruso como él,  con su mirada tierna, profunda, con el rigor y profesionalidad de que hace el actor en cada uno de los planos del film. Julie Christie era prácticamente una desconocida: había rodado sólo tres films y David Lean se había enamorado de ella al verla actuar en  Billy el embustero (1963). Allí descubrió su belleza, su elegancia natural, su inocencia, su sensibilidad, todo lo que el personaje de Lara necesitaba. Años más tarde la propia Julie dijo:

 "Yo no me consideraba actriz en esos años. Mi tendencia era situarme como si fuera una niña, y David era todo paternalismo. Se comportó como un padre autoritario pero cariñoso".

Nadie como Julie Christie podía ser

 LARA

Madrid, vivió con interés el rodaje de toda la película y su extraordinaria recreación histórica. Para las escenas del tren se alquilaron tres locomotoras antiguas de vapor y 60 vagones desechados. Para las secuencias con animales se contrataron: 120 perros, 50 palomas, 60 cuervos, 50 perdices rojas y dos pavos reales. En la provincia de Soria no hubo inconveniente en desviar un río, construir una presa y tender ocho kilómetros de ferrocarril. Entre los 2.500 extras del film, hubo incluso destacados técnicos que dejaron por un momento sus tareas de producción para participar en ciertas escenas, como el director artístico Gil Parrondo  o el director de fotografía Manuel Berenguer.

Tras diez meses de intenso y duro rodaje, un 7 de octubre de 1965 terminó la filmación. Las 31 horas de cinta se convirtieron en 200 minutos en tan sólo ocho semanas. El fresco mas personal de DAVID LEAN estaba ya listo para su visión, los críticos afilando sus agudas plumas y el público ansioso de contemplar esta historia del Nóbel Boris Pasternak en toda su magnitud....

 El 22 de diciembre de 1965 se estrenó la película en Estados Unidos, y en abril del año siguiente en Inglaterra..

Dentro del juego de sugerencias que Lean establece en la película, es notable también y muy vital los anhelos de Yuri Zhivago a través de los elementos de la naturaleza, que se convierten en su burbuja particular y divina, rescatándole de sus dudas. El paisaje y el horizonte se convierten en una necesidad de primer orden en su viaje en tren... los cambios de estaciones marcan el transcurso de su vida por las transformaciones que la época provoca en su estado de ánimo. La fuerza del poeta, la sensibilidad del amante, la responsabilidad del padre y el dolor ante la ausencia de Lara, se convierten por la magia de la imagen y su incomparable tema musical en un canto a la armonía humana y al dolor del mas fuerte de los sentimientos. El gozo hacia los espectadores es brutal, y así lo siento siempre que vuelvo a visionar este monumento metamorfosicamente mágico.

A pesar de contar los hechos en un marco histórico concreto y una historia de amor de alguna forma contenida... (pues el tiempo en el que Omar Sharif y Julie Christie están juntos en pantalla es muy escaso.... no tienen el encuentro hasta pasada una hora larga de metraje), David lean impregna toda la película con una especie de ensoñación que expresa a través de la utilización del color, la naturaleza, la música, el juego con los espejos, los cristales que recorre todo el film, y la construcción del personaje de Yuri Zhivago, ofreciéndo al hombre, su pacifismo y humanidad, al tiempo que todo lo va expresando con la mirada, y con un repertorio de gestos que el propio Lean hizo limitar al actor. Su resultado final ya es historia: 

Nadie como Omar Sharif podía ser

 JURI.

DOCTOR ZHIVAGO siempre será, una historia de amor y cómo unos acontecimientos sociales pueden afectar la privacidad del hombre. Yuri no rechaza en un principio el ideal de la Revolución, es la injusticia, la mentira, la sinrazón y la invasión de su vida privada lo que no acepta. Sin embargo, no se rebela e intenta convivir con ello.. Sólo lucha por su derecho a mantener su integridad como ser humano y contempla todo con  mirada hundida en el dolor, con esperanza ante su amor hacia Lara, sufriendo por su entorno con Tonya, pero pensando con fervor de águila en busca de su felicidad......Siempre en sus ojos se vislumbra el brillo del mañana y  pregunta incansable..¿Dónde está la felicidad?....se pregunta y no tiene respuesta........Solo en su largo vuelo hacia su futuro encuentra la paz, solo dentro de él, porque en esos momentos, en los que ávidos buscamos, todo vaga silencioso y cruel, recorriendo nuestras venas en un viaje hacia nosotros mismos.

Sencillamente magistral el reflejo del amor e irrepetible con la sensibilidad poco común que un actor llamado OMAR SHARIF, lo interpreta.

DOCTOR ZHIVAGO es como abrir una ventana empañada por el frío y dejar que tu rostro se inunde de la belleza blanca e incomparable que es la misma nieve........ respirando hondo........ dejando entrar el aire directamente hacia tus maltratados pulmones, al tiempo que late un cansado corazón, a ritmo de las mas bella melodía visual jamás creada por el hombre.

 

 

EN EL AÑO 1965 GANÓ LOS SIGUIENTES PREMIOS:

OSCARS

Mejor guión

Mejor banda sonora

Mejor fotografía

Mejor dirección artistica

Mejor vestuario

GLOBOS DE ORO

Mejor música

Mejor vestuario

Mejor guión adaptado

Mejor dirección artistica

Mejor fotografía en color

 

 

Etiquetado en Mis Clásicos.

Comentar este post