EXCALIBUR.

Publicado en por cinemio


FECHA DE ESTRENO
10 de Abril de 1981
TITULO ORIGINAL
Excalibur
DIRECTOR
John Boorman
PRODUCTOR
John Boorman
GUION

Rospo Pallenberg, John Boorman
Basado en la novela de Thomas Malory
REPARTO
Nigel Terry (Rey Arturo), Helen Mirren (Morgana Le Fay), Nicol Williamson (Merlín), Nicholas Clay (Lanzarote), Cherie Lunghi (Ginebra), Liam Neeson (Gawain), Patrick Stewart (Rey Leodegrance), Clive Swift (Sir Ector), Gabriel Byrne (Uther Pendragon), Robert Addie (Mordred), Paul Geoffrey (Perceval), Keith Buckley (Uryens), Katrine Boorman (Igrayne), Corin Redgrave (Cornwall), Niall O’Brian (Kay), Barbara Byrne (Joven Morgana), Charley Boorman (Joven Mordred)
CINEMATOGRAFÍA
Alex Thornson
BANDA SONORA
Trevor Jones, Carl Orff, Richard Wagner
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros.
DURACIÓN

119 minutos

MERLIN: “Contemplad este momento, saboreadlo, regocijaos todos en el. Regocijaos y no lo olvidéis nunca, porque él os ha unido, ya sois uno bajo las estrellas. Recordad siempre esta noche, esta gran victoria, para que en años venideros podáis decir: ‘yo estuve allí aquella noche con el Rey Arturo’. Desgraciadamente la perdición del hombre es el olvido.”
REY ARTURO: “Merlín, tu sabiduría ha forjado este anillo. En adelante, y para unir más nuestros lazos, nos reuniremos juntos en un círculo, para oír y narrar hechos valerosos, y de buena acción. Ordenaré que construyan una tabla redonda donde los amigos nos reunamos, y en torno a la tabla una sala, y en torno a la sala un castillo. Y yo contraeré, y estas tierras verán un heredero que empuñará a Excalibur. ¡Caballeros de la Tabla Redonda!”

MORGANA LE FAY: “Tus ojos no se apartan de mi, Merlín.”
MERLIN: “¿No puedo reconocer la belleza?”
MORGANA LE FAY: “¿No será que mendigan amor? Parecen ansiosos de conseguir lo que no han conocido.”
MERLIN: “Lo mismo que tú codicias lo que no puedes tener.”

CURIOSIDADES

John Boorman tenía la intención original de rodar una adaptación de “El Señor de los Anillos” de JRR Tolkien, y de hecho prácticamente todos los diseños, decorados y localizaciones había sido escogidos con ese propósito. Finalmente, Boorman no pudo hacerse con los derechos de la novela de Tolkien, por lo que se decantó por su segundo proyecto, “La Muerte de Arturo”. La adaptación descartó muchos detalles insignificantes para concentrarse en el ciclo vital del nacimiento, la vida, y declive del hombre. La película también omitió el elemento cristiano, para concentrarse más en la mitología, sobre todo cética, y su desaparición para dar lugar al cristianismo. A sabiendas de que el personaje del Rey Arturo no es histórico, sino producto de leyendas y cuentos medievales, Boorman no se preocupó de las posibles incongruencias históricas. Por ello no hizo referencias de fechas o lugares. De hecho Bretaña solo es mencionada como “La Tierra” durante todo el film. 
Boorman demostró una retorcida inteligencia a la hora de seleccionar el reparto del film. Sabiendo que gran parte de la confrontación dramática caía en los personajes de Merlín y Morgana, seleccionó a Nicol Williamson y Helen Mirren para interpretarlos. Esto se debía a que en aquel entonces ambos actores mantenían pésimas relaciones desde hacia siete años debido a discrepancias que habían surgido en una producción de “Macbeth”. Boorman esperaba que la rivalidad y mala relación se reflejara en el odio que los personajes que habían de interpretar sentían entre si. Los tres hijos de Boorman también aparecieron en la película interpretando a Igrayne, la Dama del Lago y el joven Mordred. Debido a esto, muchos miembros del proyecto lo bautizaron como “El Proyecto de la Familia Boorman”.
La película fue filmada en County Wicklow, County Tipperary y County Kerry en Irlanda. La escena de la batalla en el castillo del Rey Leodegrance fue filmada en el Castillo Irlandés de Cahir, un verdadero castillo normando, y de hecho uno de los mejores preservados. La duración original de la película era de tres horas, por lo que se optó por cortar una hora de metraje entera. Como resultado de esto, varias escenas se perdieron para siempre, y no han podido ser recuperadas para la edición del director, La escena nudista de Lanzarote y Ginebra en el bosque se rodó una noche de mucho frío. A pesar de ello, los actores se prestaron a realizarla.
Bob Ringwood se encargó del diseño de vestuario, a excepción de las armaduras que corrieron a cuenta de Terry English. Este se inspiró en las épocas reflejadas, deseando que las armaduras reflejaran los diferentes estados del reino con el paso del tiempo. La era oscura hacia uso de armaduras negras, que pasaban a ser plateadas durante el auge de Camelot y todo su progreso, para dar lugar a nuevas armaduras oscuras del ejercito de Mordred, que lucía una dorada, como símbolo de la corrupción.
El “Conjuro de la Creación” que Merlín y Morgana utilizaban se sacó del irlandés antiguo y se traducía como: “Aliento de serpiente, conjuro de muerte y vida, tu presagio se lleva
 a cabo”.
 Formidable la película, que además aborda la Leyenda del Rey Arturo con estilo de considerable oscuridad, lo que convierte en un fascinante proyecto cinematográfico. Creo que el gran acierto de Boorman fue tratar el proyecto como la Leyenda que es, y no intentar darle un contesto histórico, que resulta imposible. Mucha gente tiende a olvidar que se trata de una leyenda medieval que adoptaba aspectos célticos, y antiguos, en una era que no les correspondía.
Todo el reparto resulta espectacular, aunque debo decir que quien más me cautivó fue Helen Mirren interpretando a una Morgana formidable. Es la villana perfecta, porque al mismo tiempo, Boorman tiene la inteligencia de mostrarnos las razones detrás del odio que desarrolla hacia su medio hermano Arturo, y el mismísimo Merlín, que es quien le amarga la vida a su madre. Recuerdo como siendo un crío, el personaje me resultaba aterrador, toda una bruja. Su rivalidad y alianza con Merlín es quizás larelación de mayor tensión en toda la película. Al mismo tiempo ambos representan una era a punto de desaparecer. Mientras Merlín acepta que la era del cristianismo les dejará obsoletos en el pasado, Morgana representa la figura que no esta dispuesta a aceptar dicha evidencia.
La temática se muestra de una forma ejemplar. Arturo es el personaje condenado desde su nacimiento a sacrificar su vida personal por la tierra que ha de unificar. No hay espacio para su dedicación al amor, que no es correspondido, ni a la amistad, que también es traicionada. El personaje no tiene siquiera el derecho a sentirse traicionado, pues es lo que provoca la caída de todo lo que ha construido. Por otro lado se presenta al orgullo como ese enemigo implacable, que en simples momentos puede arruinar todo lo que se ha destruido. Uther es el mejor ejemplo de esto. Cuando logra la cooperación de Cornwall, no esta dispuesto a ceder de ninguna forma, aunque lo hace gracias a Merlín; y al fina, la lujuria es lo que provoca que todo lo logrado se venga abajo. Arturo sufre de ese mismo defecto, como muestra en su duelo con Lancelot, causando que Excalibur se quiebre, aunque parece más dispuesto a razonar lo erróneo de sus acciones. Arrogancia, deseo, amor, lujuria, codicia, amistad, honor, todos estos temas están sostenidos por un vestuario, unas localizaciones, y una banda sonora, sencillamente sobresalientes.
En definitiva, me parece la aventura medieval definitiva, aunque reconozco que puede ser demasiado tétrica en determinadas ocasiones, para alguien joven. Desde luego, este fue mi caso, cuando la vi con solo doce años, aunque me dejó marcado, a día de hoy la consideró uno de mis clásicos favoritos.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En batalla contra el Duque de Cornwall, Uther Pendagron recibe la ayuda de Merlín que le confiere la espada Excalibur para que unifique al reino. Cornwall cede ante Uther como nuevo rey, pero cuando este desea adquirir a
 su esposa Igrayne, la paz es quebrada de nuevo. Uther rodea al castillo, y solicita a Merlín a que utilice el Conjuro de la Creación para ayudarle a tomar a Igrayne. Merlín acepta con la condición de que el hijo que ambos tengan le sea entregado. Con el conjuro, Uther adopta el aspecto de Cornwall, que es asesinado en un combate fuera del castillo. La hija de Cornwall e Igrayne, Morgana, presiente la muerte de su padre. Igrayne da luz a Arturo, que es reclamado por Merlín. En un intento de reclamar a su hijo, Uther es sorprendido por caballeros aún leales a Cornwall, u es abatido. Antes de fallecer, logra incrustar a Excalibur en una enorme roca, a lo que Merlín declara que aquel que logre extraer la espada, será el nuevo rey.
Años más tarde, Sir Ector y sus hijos Kay y Arturo acuden al torneo para seleccionar caballeros dignos de intentar sacar la espada de la piedra. Leondegrance recibe ese honor, pero es incapaz delograrlo. Cuando un ladrón se lleva la espada de Kay, Arturo saca a Excalibur de la piedra para sustituirla. Los caballerossorprendidos solicitan que lo haga de nuevo, y Arturo lo hace sin esfuerzo. Merlín aparece y revela en ese momento que Arturo es el hijo de Uther de Pendragon. No todos se muestran a favor, y sitian el castillo de Leondegrance, que sí apoya a Arturo. Este reúne a sus fieles y se enfrenta a Sir Uryens derrotándole. Cuando este se niega a rendirse a quien no es un caballero, Arturo le entrega Excalibur y con humildad le pide que le nombre tal. Impresionado por la nobleza mostrada, Uryens le nombra caballero y jura lealtad después. Tras el ataque, Arturo se enamora de Ginebra, hija de Leondegrance, a pesar de que Merlín le advierte que esta le traicionará con su mejor amigo.
Durante las batallas de reunificación del reino, Arturo se enfrenta a Lanzarote del Lago, logrando derrotarle gracias al poder de Excalibur, lo que quiebra la espada. Al reconocer su error y arrogancia, Aturo recibe una segunda oportunidad, y la Dama del Lago le entrega la espada restaurada. Lanzarote jura fidelidad a su nuevo rey, impresionado por su valía. Finalmente, el reino es unificado, y Arturo crea el Castillo de Camelot, donde se instala la tabla redonda, en la
 que los caballeros se han de sentar para compartir sus hazañas. Arturo se casa con Ginebra, pero Lanzarote, que es el encargado de escoltarla a la boda se enamora de ella, por lo que decide ausentarse de la Tabla Redonda, y adquiere un nuevo escudero llamado Perceval, que le impresiona por su tesón. Por su parte, la hermana de Arturo por parte de madre, Morgana, se convierte en aprendiz de Merlín con el propósito de sonsacarle el Conjuro de la Creación. Morgana no tarda en comenzar a extender el malcontento, y manipula a Sir Gawain para que acuse a la reina de cometer adulterio con Lanzarote en la Tabla Redonda. Arturo decreta que Lanzarote defenderá el honor de la reina en un duelo contra Gawain. Cuando Lanzarote no aparece, y nadie se presenta voluntario para defender el honor de la reina, Arturo nombra caballero a Perceval, que si se muestra dispuesto. Sin embargo, Lanzarote llega a tiempo, logrando derrotar a Gawain que retira su acusación públicamente. Lanzarote esta a punto de fallecer debido a las heridas sufridas, pero Arturo le ordena a Merlín que le sane, y este lo logra colocando la mano de Ginebra sobre la herida del caballero, que de nuevo recobra el deseo de vivir.
Sin embargo, el conflicto provoca que Ginebra se de cuenta de sus sentimientos por Lanzarote. La reina se reúne con él en el bosque, donde ambos ceden y consumen su amor. Arturo se da cuenta de que la predicción de Merlín se ha hecho realidad, y tras encontrar a la pareja durmiendo desnuda en el bosque, clava a Excalibur en medio de los dos. Simultáneamente, Merlín se ha dado cuenta de la hostilidad de Morgana hacia Arturo, y la conduce a su guarida con la intención de tenderle una trampa. Justo en ese momento, Arturo clava a Excalibur en la Tierra, y Merlín resulta empalado por la espada, al estar esta conectada con la fuente de su poder. Morgana aprovecha su debilidad para atraparle en un cristal con el Conjuro de la Creación, y tras esto concibe un hijo de su hermano Arturo, al que pone por nombre Mordred. Morgana le protege con un hechizo para que ningún arma pueda dañarle. Al despertar, Lanzarote y Ginebra observan la espada clavada, mientras Arturo es golpeado por un rayo durante sus oraciones, lo que causa que la tierra se suma en guerra y hambruna. Arturo envía a sus caballeros en busca del Santo Grial, considerándolo el único remedio al actual mal que sufre.
Los caballeros buscan el Grial durante años, y muchos perecen durante ese tiempo, mientras otros se convierten en marionetas de Morgana y Mordred. Este acaba con Uryens que antes de fallecer le comunica a Perceval que es el único que queda. Perceval es capturado por Morgana y Mordred, pero logra escapar a la muerte teniendo una visión del Grial. Tras esto se encuentra con Lanzarote que se ha convertido en predicador de las desgracias del reino, y que le arroja al río desatendiendo su petición de ayuda. Tras este encuentro, Perceval adquiere el Grial a través de una visión y al darse cuenta de que el Rey Arturo debe de ser uno con la Tierra. Arturo bebe del Grial y se recupera.
Arturo se encuentra con Ginebra, ahora en un monasterio, que le entrega a Excalibur, la cual mantuvo a salvo. Con los pocos soldados que le quedan, se dirige a la batalla, pero pronto se da cuenta de que las fuerzas de Morgana son más numerosas. En Stonehenge, golpea una de las rocas en su frustración, lo que logra despertar a Merlín de su letargo. El mago se enfrenta a Morgana logrando engañarla para que utilice el Conjuro de la Creación, lo que crea una enorme niebla que despoja a Morgana de su juventud. Mordred asesina a su propia madre asqueado por su envejecido aspecto. Los caballeros de Arturo usan la niebla par atacar, y Lanzarote aparece para ayudarles, pero pronto perece, tras recibir el perdón y reconocimiento de Arturo. Mordred atraviesa a Arturo con su lanza, pero este tira de la propia lanza para acabar con su hijo haciendo uso de Excalibur. A punto de morir, Arturo le ordena a Perceval que arroje Excalibur al lago. Inicialmente, Perceval se resiste a hacerlo, pero finalmente observa como la Dama del Lago toma la espada, y como el fallecido rey es conducido en un navío hasta Abalón.

 

Etiquetado en Mis Clásicos.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post