QUE OCURRIO ENTRE MI PADRE Y TU MADRE.

Publicado en por cinemio

Avanti!



Director: Billy Wilder.

Guión: Billy Wilder y I.A.L. Diamond, basado en la obra de Samuel A. Taylor.

Intérpretes: Jack Lemon, Juliet Mills, Clive Revill, Edward Andrews, Giancarlo Brana, Franco Angrisano.

Fotografía: Luiggi Kuveiller

EEUU. 1972. 109 minutos.

Billy Wilder ya se acercaba a las postrimerías de su obra cuando realizó esta Avanti!, donde se sirve de sus habituales embates jocosos para urdir tramas donde las razones dramáticas se dan la mano con un discurso no exento de su carga inconformista. La gracia de este invento –acuñado poco después que la más brillante  Irma la douce, de la que hereda cierto gusto por la broma de brocha gorda- radica en el periplo de un estadounidense (y capitalista) de cepa obligado a pasar un fin de semana en el entorno cuasibucólico de un balneario perdido en Iskia, una villa de la costa de Nápoles. IAL Diamond y Wilder (firmantes del guión) utilizan ese contraste para estereotipar en clave cómica el talante de uno y de otros (la caracterización del director del hotel –y en general de todos los personajes napolitanos- nos recuerdan en ese sentido poderosamente la caracterización de la retahila de personajes que poblaban la taverna parisina de Irma…, con el barman a la cabeza).

 Humor negro

Lemon sabe dotar su interpretación de los necesarios matices –se trata de un rol menos dado a la caricatura que el resto de los interpretados en los otros míticos filmes de Wilder- y lleva el peso de una función en el que la cámara gamberra de Wilder, más allá de la elegante planificación de las secuencias y gadgets, y de la capacidad del encuadre colmado de individuos de idiosincrasia, semblante y actos peculiares, se atreve incluso a juegos tan sutiles como macabrostales como la secuencia en la que Ambruster entra en la habitación de la hija de Cate para pedirle explicaciones sobre la desparición de los cadáveres de sus padres, y la encuentra en penumbra, inmóvil en la cama…

Etiquetado en Mis Clásicos.

Comentar este post