¿ Quo Vadis?

Publicado en por cinemio

DIRECTOR

Mervyn LeRoy
PRODUCTOR
Sam Zimbalist
GUION
Samuel Nathaniel Behrman, Sonya Levien, John Lee Mahin
Basado en la novela de Henryk Sienkiewicz
REPARTO
Robert Taylor (Marcus Vinicio), Deborah Kerr (Ligia), Leo Genn (Petronio), Peter Ustinov (Nerón), Patricia Laffan (Popea), Finlay Currie (Pedro), Abraham Sofaer (Pablo), Marina Berti (Eunice), Buddy Baer (Ursus), Felix Aylmer (Plauto), Nora Swinburne (Pomponia), Ralph Truman (Tigelino), Norman Wooland (Nerva), Peter Miles (Nazario), Geoffrey Dunn (Terpnos), Nicholas Hannen (Seneca), DA Clarke-Smith (Phano), Rosalie Crutchley (Actea), John Ruddock (Chilo), Arthur Walge (Croton), Elspeth March (Miriam), Strelsa Brown (Rufia), Alfredo Varelli (Lucano), Roberto Ottaviano (Flavio), William Tubbs (Anaxander), Pietro Tordi (Galba)
CINEMATOGRAFÍA
Robert Surtees, William V Skall
BANDA SONORA
Miklós Rózsa
DISTRIBUIDA POR:
Metro-Goldwyn-Mayer
DURACIÓN
171 minutos

NERON: “¿Es ese el rehén que he traído para Vinicio?”
PETRONIO: “Sí, sí, mi divinidad.”
NERON: “Vinicio sabe escoger.”
POPEA: “Es encantadora. Eres generoso señor, puede que hayas concedido algo que te convenía a ti.”
NERON: “Sí. ¿Tú que crees, Petronio?”
PETRONIO: “Ponle un vestido al tronco de un olivo y mi pobre e inexperto sobrino creerá que es una beldad. Conozco tu incomparable discernimiento, mi señor, y estoy seguro que incluso desde aquí ya te has dado cuenta de que es demasiado estrecha de caderas.”
NERON: “Sí, sí, es exactamente lo que creo. Popea una mujer nunca debe jugar a otra, le falta conocimiento de causa. ¿No es verdad que es ingenioso lo que he dicho?”
PETRONIO: “Entre los dioses tu humor es único.”
NERON: “Querido Petronio… o sí, que estrecha es de caderas.”

NERON: “Tienes razón, mi incendio no arde lo bastante aún. ¿Y sabes porque? No he visto nunca arder una ciudad. Dices que es preciso sufrir una experiencia para crear algo. El escultor tiene su modelo, y yo no lo tengo.”
PETRONIO: “¿Quemar una ciudad con el fin de crear una epopeya? Es llevar demasiado lejos el principio del arte por el arte.”
NERON: “Ya termina la primavera. Llegará el calor del verano. Que hedor despedirá entonces Roma.”


CURIOSIDADES
Originalmente, John Huston iba a ser el encargado de dirigir la película, pero abandonó el proyecto debido a discrepancias concernientes al guión. Fue entonces cuando la dirección le fue otorgada a Mervyn LeRoy. El proyecto de la película comenzó en el año 1949. La idea original era contratar a Elizabeth Taylor en el papel de Ligia, y a Gregory Peck en el papel de Marco Vinicio. Sin embargo en el año 1950, la producción cambio de manos, y los papeles protagonistas pasaron a manos Deborah Kerr y Robert Taylor. De todas maneras, Elizabeth Taylor tuvo una breve aparición como prisionera cristiana en la arena del circo, aunque no recibió crédito por esta. Sophia Loren también aparece sin acreditar en el papel de una esclava en el palacio de Nerón.
Clark Gable rechazó el papel de Vinicio considerando que el uniforme le haría adoptar un aspecto ridículo. Kathleen Byron fue considerada para el papel de Ligia. Entre otras muchas actrices que se presentaron para las pruebas con la intención de obtener un papel, se encontraba Audrey Hepburn antes de ser famosa. Es también el debut cinematográfico de Bud Spencer, que interpreta a uno de los guardias del Emperador Nerón.
Peter Ustinov había adquirido el papel de Nerón un año antes de que el rodaje de la película comenzara. Durante ese tiempo de espera recibió una notificación afirmando que aunque seguían interesados en su participación, estaban preocupados de que fuera demasiado joven para interpretar a Nerón. Ustinov respondió señalando que Nerón había fallecido a los treinta y un años de edad, con lo que si esperaban demasiado, entonces sería demasiado mayor para interpretarlo. No tardó en recibir una respuesta que indicaba que sus datos históricos eran verdaderos, y que el papel sería suyo. Mervyn LeRoy aconsejó a Peter Ustinov como interpretar a Nerón explicándole que le imaginaba como un demente que no paraba de jugar consigo mismo por las noches. Ustinov utilizó esta depravación como base para su interpretación.
El modelo de la nueva ciudad de Roma que Nerón enseña a sus consejeros durante la película, fue originalmente construido por el gobierno de Mussolini como parte de una exhibición de arquitectura romana de 1937. Los productores lo tomaron prestado del gobierno italiano después de la guerra.
La película fue rodada en Roma y los Estudios Cinecittà. Entre sus logros se hizo con un record de uso de vestuario que incluía treinta y disfraces en total. También hay diento diez actores con algo que decir en la película, y se hizo uso de más de treinta mil extras. Uno de los problemas con los que se encontraron en el rodaje fue que los leones volvían a sus respectivas jaulas tras ser soltados, debido a que encontraban la arena del circo demasiado caliente. El director Mervyn LeRoy superó este problema haciendo que varios uniformes fueran rellenados por carne fresca.
La película recibió ocho nominaciones para los Oscar de la Academia. Dos de ellos fueron para Mejor Actor Secundario recayendo en Leo Genn (Por el papel de Petronio) y Peter Ustinov (Por el papel de Nerón). El resto de las nominaciones recayeron en Mejor Dirección Artística, Mejor Cinematografía en color, Mejor Diseño
 de Vestuario en color, Mejor Montaje, Mejor Banda Sonora y Mejor Película. Sin embargo, la película fue la gran perdedora de la entrega de aquel año, no logrando alzarse con un solo Oscar. La gran triunfadora de ese año fue “Un Americano en París”.

NOTA PERSONAL
Sin duda se trata de una de las grandes superproducciones de temática cristiana, y sobre el Imperio Romano, producidas. Indudablemente, existen innumerables incongruencias históricas que incluyen el verdadero modo en que el Emperador Nerón y la Emperatriz Popea, por poner un ejemplo, fallecieron. De todas maneras hay que recordar que la película no esta basada en hechos meramente históricos sino en la novela del mismo titulo escrita por Henryk Sienkiewicz.
A pesar de esto, es preciso señalar lo bien que la película muestra la corrupción del Imperio Romano, y su debilidad recayendo en ocasiones en Emperadores dementes incapaces de liderar por el pueblo. En ese sentido, creo que Peter Ustinov realiza una labor magistral interpretando a Nerón, logrando que el espectador comience riéndose de su peculiar excentricidad, para que este pase a provocar verdadero miedo y repulsa ante su demencia. Es sin duda una de las mejores interpretaciones de Ustinov, que bien se hubiera merecido un Oscar. La película muestra de una manera coherente el auge y caída del cristianismo durante el reinado de Nerón, que no dejó de convertir a dichos seguidores religiosos en mártires. Las escenas del circo son conmovedoras, y sin ser gráficas consiguen estremecer.
La película es todo un despliegue de poderío que se puede apreciar en escenas como la entrada de Vinicio en Roma, el Incendio de la ciudad, o las que tienen lugar en el circo. Es una de esas superproducciones que nos recordaran para la posteridad, que no hacen falta efectos generados por ordenador para crear algo grandioso.
La primera vez que pude ver la película era solo un crío, y fue en una de esas emisiones perpetuas de Semana Santa junto a otros films como “Ben-Hur”, que nos visitan siempre en la televisión durante esas fechas. A los ojos de un niño me pareció una película formidable que lo contenía todo: acción, romance, intriga, y cierto grado de terror. Sin lugar a dudas fue una película que no gozó de su merecida recompensa, al no lograr hacerse con un solo Oscar de sus ocho nominaciones. A pesar de esto, el tiempo la ha colocado en su sitio como todo un clásico del cine, imprescindible para cualquier espectador que se considere cinéfilo.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
La acción de la película transcurre entre el año 64 y el 68 después de Cristo. Tras el reinado del Emperador Claudio, el nuevo Emperador Nerón ha probado ser destructivo y corrupto, y su poder amenaza con acabar con la paz romana establecida, a la vez que el cristianismo comienza a incrementarse dentro del Imperio pagano, pero siempre oculto en la clandestinidad.
El Legado Marco Vinicio se encuentra de regreso tras participar en batallas contra los bárbaros, pero a punto de
 entrar en la ciudad recibe la orden de esperar. Vinicio se dirige a presencia de Nerón que le explica la espera se debe a la necesidad de otorgarle una entrada triunfal para b

 

 

eneficio del pueblo. El tío de Vinicio, Petronio, es el consejero favorito de Nerón y envía a Vinicio a descansar en la residencia de Aulio Placio. Allí Vinicio se enamora de Ligia, rehén convertida en hija adoptiva de Placio, y presencia la visita de Pablo, sin saber que es uno de los apóstoles de Jesucristo, y que la familia de Placio se ha convertido al cristianismo. Ligia se siente atraída hacia Vinicio, pero desaprueba su apego al Imperio Romano y su violencia.
Tras la entrada triunfal de Vinicio, este consigue que Nerón le haga entrega de Ligia, como recompensa de sus servicios, lo que desata los celos de la Emperatriz Popea. Petronio critica duramente los versos del Emperador sobre el fuego y lo que consume, pero lo hace con astucia ganando la gratitud de este. Sin embargo, Nerón comienza a considerar que sus versos no son dignos porque nunca ha contemplado una ciudad arder. Ligia consigue escapar con la ayuda de una cristiana en palacio llamada Actea, que al mismo tiempo esta enamorada de Nerón y es expulsada por esto, prometiendo regresar cuando el Emperador la necesite. Vinicio descubre que Ligia es cristiana y la localiza en un encuentro liderado por el apóstol Pedro. Intentando llevársela a la fuerza, Vinicio es herido, pero atendido por Ligia y su protector Ursus. Vinicio esta a punto de rendirse ante el amor profesado por Ligia, y conoce a Pablo que visita la morada en ese momento. Sin embargo, Vinicio es incapaz de adaptarse a una vida cristiana, lo cual incluye paz sumisión y la liberación de sus esclavos. Por ello decide liberar a Ligia de su control, tras hacer pedazos la cruz de madera que cuelga de una de las paredes, sucumbiendo a la ira una vez más.
Mientras tanto, la demencia de Nerón va en progreso, y decide hacer arder la ciudad de Roma para construir una nueva y componer una epopeya sobre la destrucción. Vinicio acude al rescate de Ligia dándose cuenta de la decadencia del Imperio debido al Emperador. El pueblo desata su ira sobre Nerón, y para escapar de esta, el Emperador culpa a los cristianos del incendio, y los hace capturar, incluyendo a Ligia y su familia. Por su parte, Petronio se muestra en contra del inminente asesinato de los cristianos, y presintiendo el suyo propio decide suicidarse, acto en el que su esclava y amante Eunice le acompaña. Deja atrás una carta a Nerón expresando su verdadera opinión sobre este. Tras alertar de la situación al General Galva para que acuda tomar el control del Imperio, Vinicio intenta rescatar a la familia de Ligia y es arrestado también debido a los celos de Popea.
Saliendo de Roma en compañía de un muchacho llamado Nazario, Pedro recibe un mensaje del Señor en la Vía Apia que le insta a regresar para apoyar a los cristianos. La masacre de los cristianos comienza en el circo, donde Pedro irrumpe acusando a Nerón de ser el verdadero artífice del incendio de Roma. Pedro es llevado a prisión mientras el primer grupo de cristianos es arrojado a los leones. En prisión, Pedro casa a Ligia y Vinicio que ha comprendido el verdadero valor pacífico del cristianismo. Otro grupo de cristianos es crucificado, entre los que se encuentra Aulio Placio, que vuelve a acusar a Nerón del incendio. La actitud de los cristianos, cantando ante su muerte con alegría, comienza a hacer dudar al pueblo que acude a las masacres del circo. Por su parte Pedro es crucificado boca abajo, al señalar que morir como Jesucristo es más de lo que merece.
Popea planea su venganza en la siguiente masacre circense. Ligia es atada a un poste en la arena donde se suelta a un toro, mientras Vinicio es obligado a observar desde el placo de Nerón. Ursus recibe la oportunidad de salvarla enfrentándose al animal, y lo logra. A pesar de eso Nerón ordena la muerte de Ursus y Ligia, hecho que pone al pueblo y sus consejeros en su contra. Vinicio salta a la arena y culpa a Nerón del incendio, consiguiendo que el pueblo le crea. También anuncia la inminente llegada de Galba para hacerse con el mando del Imperio. El pueblo se indigna ante la verdad, y la innecesaria masacre de los cristianos, volviéndose contra Nerón que escapa a palacio.
Sitiado allí, Nerón estrangula a Popea culpándola de todos los desastres que han acontecido. En ese momento reaparece Actea para ayudar, tal y como prometió, al ahora solitario Emperador. Rogándole que se suicide para acabar con algo de honor. Incapaz debido a su cobardía, Nerón le pide ayuda, y Actea empuja la daga hacia el pecho de Nerón que finalmente fallece.
Al amanecer, El General Galba entra en Roma para hacerse con el mando del Imperio, pero varios romanos sospechan que este no ha sido otra cosa que el principio del fin del Imperio. Vinicio, Ligia y Ursus abandonan Roma en compañía de Nazario. Al pasar por la Vía Apia encuentran el cayado de Pedro cubierto de flores milagrosamente. El grupo se percata de que el lugar es ahora sagrado. Tras abandonar el lugar, este es cubierto por una milagrosa luz que proclama “Yo soy el camino, la verdad, y la vida”.

 

 

Etiquetado en Mis Clásicos.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post