De aquí a la eternidad.

Publicado en por CINE MIO

"De aqui a la eternidad

Mítica y posiblemente una de las mejores películas de la historia del cine,


De aqui a la eternidad (1)De aqui a la eternidad (2)De aqui a la eternidad (3)y basada en el best-seller del escritor estadounidense nacido en Illinios James Jones. Un hombre que gracias a su experiencia durante la II Guerra Mundial, inspiró la mayoría de sus obras en el género bélico, lo que hizo de él, que fuera reconocido mundialmente, un hombre que con el paso del tiempo está considerado como todo un autor de culto.

"De aquí a la eternidad", está dirigida por todo un artesano y creador de películas realmente emblemáticas, como fue el austriaco nacionalizado norteamericano Fred Zinnemann "Solo ante el peligro" ("High Noon"), por citar una de sus muchas tarjetas de visitas, que aquí junto al guionísta Daniel Taradash "Encubridora" ("Rancho Notorious"), un escritor licenciado en Harvard y también con experiencias bélicas, lograron una sensacional historia antibelicísta sobre la corrupción, la brutalidad y la mezquinidad del Ejército.

La historia nos lleva al año 1941 al cuartel de Schofield en la base militar de Pearl Harbor, en Hawai, y en donde nos metemos en las vidas de varios personajes, unos personajes todos abrumados por su pasado, por su presente e incluso por su futuro...

Memorable e intensa película, si señor, y en donde Zinnemann tuvo que luchar contra viento y marea para superar las barreras que por aquel entonces le puso la censura militar, pero aún así, logró lo que se propuso contarnos, una historia de manera sumamente efectiva y creando al mismo tiempo un máximo de tensión tanto físico, como psicológico.

Una película que cuenta con escenas que son todo un icono del cine, como la del célebre baño en la playa entre los protagonístas principales (Lancaster y Kerr). Una de las escenas para mi, más apasionadas y románticas que jamás se hayan filmado en una película de este género. Una escena tan atrevida como incomparable, tan incomparable como inimitable, una escena que ya es historia, y para la historia del cine. Y con unos diálogos tan míticos como la película: "La vida es una mierda ¿lo sabía?" - "Si, señor, es absolutamente asquerosa"...

Excepcional fotografía en blanco y negro, el director de origén vienés así lo quiso para que las escenas de guerra diesen más fuerza a la historia y dando la sensación de estar viendo en algunas ocasiones un auténtico documental, el ataque aéreo verdaderamente magistral, y todo gracias a la cámara del oscarizado Burnett Guffey "Bonnie & Clyde" y por  si esto fuese poco usando el formato Cinemascope, pocos o muy pocos fotográfos de por aquella época se atrevieron a realizar una película bélica en blanco y negro, y con esta lente de 70m/m, todo un espectáculo visual, de verdad, como tiene que ser.

Excelente también la banda sonora, aunque para mi, quizá la parte débil de la película, pero llevada con buen ritmo por el compositor nacido en Indiana, George Duning, un genial musico que empezó tocando la trompeta y el piano para programas de radio, para después ser un asiduo colaborador del director Richard Quine "La misteriosa dama de negro" ("The Notorious Landlady").

Impresionante el reparto de actores, pienso que esta fue la mejor baza que se jugó Zinnemann, porque verdaderamente sin ellos esta historia hubiese caminado por senderos muy diferentes. Y encabezados todos por un inconmensurable Burt Lancaster "El fuego y la palabra" ("Elmer Gantry"), metido hasta el mismísimo cuello del sargento Milton Warden, un hombre atrapado en un romance muy peligroso, y dandose junto a él, el baño, como digo más famoso de la historia del cine, la bellísima e inolvidable Deborah Kerr "La noche de la iguana" ("The Night of the Iguana"), como Karen Holmes, esa esposa adúltera y hambrienta de sexo, aunque también hay que tener en cuenta su triste realidad y lo desgraciado e infame que es su marido.

Y con ellos Montgomery Clift "Yo confieso" ("I Confess"), metido en el uniforme del soldado Robert Prewitt, un famoso trompetista y antiguo boxeador que dejó la lucha por dejar ciego a un compañero de boxeo, y que para su infortunio se ve obligado a boxear haciéndole la vida imposible ante su negativa. Y emborrachándose con él, otro soldado y al mismo tiempo su mejor amigo, Frank Sinatra "Como un torrente" ("Some Came Running"), en un papel verdaderamente desgarrador el de Angelo Maggio, pero un papel que le valió también alcanzar la madurez como actor, y entre ellos otra mujer, preciosa y encantadora, me refiero a Donna Reed"Qué bello es vivir" ("It’s a Wonderful Life"), esa prostituta llamada Alma y enamorada perdidamente de Prewitt, sublimes todos, pero tampoco hay que olvidarnos de un inmenso e impagable Ernest Borgnine "El emperador del norte" ("The Emperor of the North Pole"), como ese sádico sargento militar de prisiones llamado "Fatso", y que jura odio eterno al soldado Maggio. Impagables todos, y en medio de esta cruda historia de amor y guerra el inminente ataque japonés a Pearl Harbor.

En definitiva, una más que mítica película, llevada por Zinnemann con un grandioso pulso narrativo lleno de lucidez e ingenio, con unas actuaciones portentosas y en donde hay que decir, que después de ese beso en la playa, el cine ya no fué lo mismo. Una película IMPRESCINDIBLE.  Matrícula de Honor.

"De aquí a la eternidad", logró en el año 1953 ocho Oscar: Mejor Película, Director, Actor secundario (Frank Sinatra), Actriz secundaria (Donna Reed), Guión (Daniel Taradash), Fotografía en blanco y negro (Burnett Guffey), Sonido (John Livadary) y Montaje (William Lyon). Tanto Burt Lancaster como Montgomery Clift fueron nominados como mejores actores protagonistas, premio que fué a recaer a William Holden por "Traidor en el infierno" ("Stalag 17"), otra película también de género bélico.

En 1979 la película dió origen a una miniserie televisiva de seis horas de duración, dirigida por Buzz Kulik "Villa cabalga" ("Villa Rides") e interpretada por William Devane "Yanquis" ("Yanks") en el papel de Milton Warden, Natalie Wood "West Side Story" en el de Karen Holmes, Steve Railsbacks "La chica del calendario" ("Calendar Girl") como Prewitt, Joe Pantoliano "Memento" como Maggio, Kim Basinger "Soñé con Africa" ("I Dreamed of Africa") como Alma y Peter Boyle "El jovencito Frankenstein" ("Young Frankestein") como Fatson.

Pese a algunas sospresas de reparto este producto televisivo carecia de la calidad de su homónima cinematográfica, especialmente en los papeles de Prewitt y Maggio. No había ninguna necesidad de volver a hacer lo que los mejores talentos de Hollywood ya habian hecho tiempo atrás.

Fuente: Pablo cine

Etiquetado en Mis Clásicos.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post